jueves, 5 de septiembre de 2013

A propósito de un artículo de Fisioterapia de título incierto y bases poco fundadas y meditadas, creo..


Hoy he leído un artículo sobre la fisioterapia, el intrusismo y ciertos temas relativos a la profesión del que me ha surgido una reflexión "flash", quizá poco medida, pero basada en meditaciones muy concienzudas a lo largo de mi carrera profesional, que no sé si es corta o larga, pero que con 17 años a las espaldas creo que tiene algo de razón de ser..

La salud en buenas manos: cuidado con títulos no oficiales y los pseudoprofesionales

No estoy muy de acuerdo con la visión del intrusismo, pero este artículo tiene mucha razón en algunos aspectos.. en otros percibo el tufillo defensor de la profesión por encima de la coherencia..

Uno de los problemas de la #fisioterapia es que seguimos transigiendo con las exigencias e intereses totalmente económicos de mutuas e instituciones públicas que son las que fomentan tratar a los "pacientes" como números, apoyado por las universidades que dan más importancia a las técnicas y a defender a ultranza la profesión sin bases coherentes para hacerlo..

Una profesión no se defiende desde la guerra declarada hacia cualquiera que use los conocimientos apropiados por la misma, sino desde el trabajo diario bien hecho y la liberación de la información y conocimientos técnicos para que esté al alcance de cualquiera.. de ese modo, en vez de pacientes, tendremos "clientes", con lo que psicológicamente los respetaremos más y no nos creeremos por encima de ellos.. y también de ese modo, en vez de transigir en coger a 10 pacientes a la hora porque la mutua paga 3€ por sesión, en paquetes de 20 sesiones, sea cual sea el problema, dejaríamos plantados al sistema que sólo busca su propio beneficio y la protección de los márgenes de sus administradores y ejecutivos..

Y también, de ese modo, quizá en las universidades se caiga en que la formación más potente y concienzuda se base en la capacitación en habilidades sociales, inteligencia emocional, creatividad, ideas, innovación y lógica física, porque la física lo rige todo y las actividades y técnicas mágico-religiosas caen por su propio peso usando sólo la coherencia..

En vez de perder tiempo y energías en destruir todo atisbo de posible supuesto "intrusismo", deberíamos usar nuestro potencial en ser profesionales de lo nuestro y enseñar a la población cómo funciona la salud para que acudan a pedir ayuda sólo cuando lo necesiten, y el consejo que podamos darles sea totalmente gratuito, libre y abierto a través de todos los canales que podamos.. uno de ellos, internet.. información libre para hacer libre al ser humano y ser capaz de decidir para quién quiere ser cliente.. porque el cliente paga y es el que debe decidir a dónde ir, no debe estar obligado a ir a donde se le diga porque a un colectivo o sistema se le ponga por montera que las cosas funcionen de una determinada forma totalmente alejada de los intereses, necesidades y expectativas de quien, en definitiva, tiene el problema de salud..
La persona.. que en el entorno actual de cambio y evolución es ya un "prosumidor"..